Generic selectors

Exact matches only

Search in title

Search in content

Post Type Selectors

amazon-music-unlimited-logo
Portada » Artistas » Trinidad Torregrosa
Trinidad Torregrosa

Nombre:

Trinidad Torregrosa (José del Carmen de la Trinidad Torregrosa y Hernández)

Profesión:

batalero, constructor de tambores batá y otros instrumentos de percusión afrocubana, bongosero

Lugar Nacimiento:

Cerro, La Habana

Fecha Nacimiento:

28 mayo 1893

Fecha Fallecimiento:

20 abril 1977

Residencia Actual:

N/A

Nacionalidad:

cubana

Síntesis Biográfica

Trinidad Torregrosa fue un virtuoso olubatá o jefe/tocador de los tambores. Es uno de los más renombrados y legendarios bataleros en la historia de la religión y la música afrocubana.

Aprendió a tocar los tambores batá con Matías Mesa, Eduardo Salakó y Andrés el Sublime. En sus palabras: En esa época se aprendía de oído, los aprendices se paraban detrás del tambor para ver como los viejos tocaban. Se requerían varios años para aprender los toques del batá o al menos los más importantes.

Nota: Actualmente cualquier persona toca batás pero alrededor de estos tambores hay un proceso espiritual muy serio para los practicantes de la religión afrocubana. En esta liturgia los batá tienen sus nombres que los diferencian y le otorgan personalidad y espiritualidad: Okónkolo, es el tambor más pequeño, Itótele, es el mediano, Iyá, el más grande. Los tambores deben estar consagrados así como sus ejecutantes.

En palabras de Rogelio Martínez Furé: En el África tradicional el tambor es el instrumento que simboliza el grupo étnico. Es el nexo entre los hombres y los dioses, entre los vivos y los espíritus antepasados. Llama a la guerra, resuena en las bodas y en los funerales, y trasmite los mensajes a los pueblos vecinos. Más que un instrumento musical, es un ente vivo, al cual se le alimenta mediante sacrificios propiciatorios, rodeándosele de un ceremonial complejo en su cuidado y percusión. El bienestar del grupo se considera ligado íntimamente al tambor. Su pérdida o destrucción conlleva la desgracia y la muerte [..] La ascensión social del tambor es un reflejo de la de negros y mulatos. Hoy no se concibe música cubana moderna donde no resuenen los golpes pausados o encendidos de sus parches, marcando el ritmo de las canciones románticas o haciendo hervir la sangre en sones, congas, rumbas y mozambiques. El tambor es el rey de nuestros instrumentos musicales. Pero ha sido largo el camino; largo y difícil.

Formado en la tradición oral de santeros y santeras, babalaos y espiritistas del Cerro, Trinidad Torregrosa no tuvo ninguna formación musical reglada. Fue florero, soldador, aprendiz de cochero, artista y más oficios. Nacido en el siglo XIX, hombre negro, de barriada tradicionalmente marginada, religioso yoruba, sin embargo, supo reconocer la importancia y alcance de nuestras religiones afrocubanas, supo enseñar y mostrar lo que se podía dentro del secretismo reservado a los iniciados de la religión yoruba (mantuvo durante años en secreto la forma de construir y tocar los tambores), supo reconocer a artistas que luego tuvieron alcance incluso internacional.

presentacion-tambores-sagrados-teatro-campoamor

Considerado una biblioteca viviente de la sabiduría popular tradicional cubana, Torregrosa trabajó como informante o testimoniante del etnólogo cubano Fernando Ortiz, y también colaboró con Argeliers León, con el director de orquesta Obdulio Morales asesorándole en los arreglos de temas que luego interpretaría Rita Montaner. Integró el conjunto Rapsodia Negra, dirigido por Alberto Zayas, simultaneando con Raúl Díaz, Giraldo Rodríguez y Adriano Rodríguez.

Trinidad Torregrosa acompaña a Fernando Ortiz, en 1936 y 1937, en el Teatro Campoamor donde por primera vez se tocan los tambores sagrados de la santería cubana fuera del ámbito religioso. Fue quien presentó a Merceditas Valdés a Ortiz y fue decisivo en la carrera de esta. Le enseña el dialecto yoruba, el significado del texto de cada canto, su relevancia histórica y le entrega el primer canto al que debe ponerle voz, dedicado a Yemayá. De Torregrosa, al igual que de los grandes tamboreros Pablo Roche, Jesús Pérez y Raúl Díaz aprende Merceditas el secreto del arte yoruba.

Tomado del artículo dedicado a Trinidad Torregrosa en Desmemoriados de Rosa Marquetti: las primeras grabaciones discográficas de toques y cantos litúrgicos yorubas, realizadas en Cuba cerca de 1947 por el sello Panart, al Coro Yoruba con Tambores  Batá, en la que participaron también como bataleros Jesús Pérez y Virgilio Ramírez, para acompañar las voces de Celia Cruz, cantando Changó y Babalú Ayé (P-1140) y Merceditas Valdés, cantando  en Ochún y Yemayá (P-1170) y Obatalá y Elegguá (P-1191) junto a Facundo Rivero y Bienvenido León. Estos históricos registros sonoros serían editados en discos de 78 revoluciones por minuto y tendrían después sucesivas reediciones en diferentes formatos.

En 1952 Torregrosa, junto con otros relevantes tamboreros, es contratado por el cabaret Sans Soucí para formar parte del show Sun Sun Dambaé, que estelarizaban, según el orden en que los mencionaban los anuncios de entonces, Olga Chaviano, Rocío y Antonio, Celia Cruz y Skippy, y llevando a escena la recreación de una fiesta de santo. En entrevista realizada por el musicógrafo Raúl Fernández al percusionista Francisco Aguabella, este refirió su vinculación a Torregrosa, Raúl Díaz y Merceditas Valdés en ese show y al viaje que realizara Torregrosa a Las Vegas, Estados Unidos, en 1953, como parte del show Sun Sun Dambaé, que se presentó en escenarios de esa ciudad.

En 1952, cuando Bebo Valdés comienza a trabajar la idea del ritmo batanga, que requería la incorporación de los tambores batá en una jazzband, colaboró con él junto a Jesús Díaz y Raúl Díaz (Nasacó). Para 1962 integró también el Conjunto Folclórico Nacional, con el que realizó giras a los Estados Unidos, Jamaica, Haití y República Dominicana.

Torregosa también forma parte del rodaje del filme mexicano Yambaó y participa en el documental Suite Yoruba, dirigido por José Massip.

Nota: Se dice que Oderquis Revé presentó los tambores batá por primera vez en un escenario internacional pero esto, sin ánimo de ofensa, es un error. Basta fijarse en la fecha en que se presenta el espectáculo Sun Sun Dambaé en Las Vegas, 1953; o un poco más adelante, Chucho Valdés presenta su Misa negra por primera vez en 1970, en el Festival Jamboree de Polonia. Oderquis Revé nace en 1949 y comienza su carrera artística en los años 70.

Desgraciadamente de estos artistas y hombres con visión de futuro hay poca información y mucha que también se ha dejado de lado intencionadamente. Prejuicios y discriminaciones tradicionales han querido opacar el trabajo y trascendencia de personalidades de la cultura cubana que aunque no integraban el grupo de lo culto, han dejado un legado importantísimo para la cultura nacional.

En esta suerte de tradición discriminatoria muchos de estos músicos no aparecen en los créditos de grabaciones, no se pone su nombre en las imágenes de la época o en las promociones de los espectáculos en que participaban.

No obstante el legado de Torregrosa, Nasacó, Pablo Roche, Giraldo Rodríguez o Jesús Pérez y muchos más está ahí para quien lo quiera ver y reconocer. Como dicen: la verdad es una sola y el tambor cubano y especialmente el batá es hoy columna vertebral de lo que se llama música cubana.

Trinidad Torregosa fallecería en La Habana a los 84 años de edad. ¡Luz y progreso para su espíritu!

Tenemos poca información sobre Trinidad Torregrosa, si quieres colaborar, ponte en contacto con nosotros.

Este sitio web toma información de Desmemoriados de Rosa Marquetti y del Diccionario Enciclopédico de la Música en Cuba, de Radamés Giro. Este Directorio está en constante construcción y actualización, son cientos de artistas a los que tenemos que reseñar por lo que es posible que usted llegue a nuestra página y no encuentre a su artista favorito, pero no se preocupe que intentamos actualizar todas las fichas en el menor tiempo posible. Igualmente usted puede enviarnos información sobre un artista que aún no esté reseñado. Para suerte nuestra el desarrollo de la música cubana no se detiene, lo que supone que este sitio web nunca va a estar realmente terminado. ¡Larga vida a la música cubana!

ENVIAR INFORMACIÓN AL DIRECTORIO

Si trabajas, conoces o no encuentras la obra de tu artista favorito en este Directorio pulsa este enlace:

La creación de este directorio comporta una serie de gastos de creación, diseño, mantenimiento e investigación para sus creadores. Si consideras que un sitio web como este es importante para la música cubana puedes contribuir con un donativo, desde 1.00 €/$ hasta el infinito. Gracias de antemano.